En medio del frío invierno, la ciudad de Salta recibió con los brazos abiertos a más de 200 peregrinos que llegaron desde la localidad de Cobres, en el departamento de La Poma, para participar en la procesión en honor a la Virgen del Perpetuo Socorro.

Esta tradición de 30 años es un testimonio de fe y perseverancia, y los peregrinos no dudaron en recorrer más de 25 kilómetros bajo temperaturas extremas para cumplir con su devoción.

Entre los caminantes se encontraban personas de todas las edades, desde jóvenes hasta adultos mayores, unidos por una profunda devoción a la Virgen.

Confío en la Virgen, ella siempre me cura.Tengo una enfermedad en mis huesos y vengo a pedir por sanidad, expresó Faustina Sarapura, quien participa de esta peregrinación durante 31 años.

El recorrido no fue fácil, ya que los peregrinos tuvieron que enfrentar temperaturas tan bajas que incluso el agua en sus botellas se congelaba.

Mantuvieron su espíritu cantando y rezando durante el camino.A pesar de las dificultades, nos mantuvimos unidos y nos apoyamos mutuamente, destacó Luis Calpanchay, uno de los peregrinos más antiguos.

La procesión en honor a la Virgen del Perpetuo Socorro es un evento emotivo y significativo que promete conmover a los asistentes.

La familia Báez, conocida por su hospitalidad, recibió a los peregrinos con esperanza y gratitud.Les brindamos lo poquito que tenemos, porque es gente como nosotros, campesinos.

Tenemos las puertas abiertas para ellos, porque están movidos por la fe, y es nuestra cultura y tradición, afirmó Viviana Báez.

Los peregrinos trajeron consigo diversas intenciones y pedidos, desde sanidad y mejoras económicas hasta oraciones por la situación del país y por aquellos que menos tienen.

La procesión se llevará a cabo este domingo en la Iglesia San Alfonso y culminará con una misa de acción de gracias a las 19 horas.

La llegada de los peregrinos a Salta es un recordatorio del poder de la fe y el sacrificio, y su presencia en la ciudad promete ser un evento emotivo y significativo para todos los asistentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *