En junio, los plazos fijos experimentaron una caída significativa en sus rendimientos, lo que se tradujo en pérdidas para los inversores.

Según datos del Banco Central y la consultora LCG, los plazos fijos sufrieron una reducción real del 7,6% en los últimos meses, lo que representa su peor desempeño interanual en 51,7%.

Esta situación se debe a la fuerte baja de tasa en los primeros meses del año, lo que afectó negativamente su rentabilidad.

Los plazos fijos ya no son una opción atractiva para los inversores, sostuvo Carlos Fernández, analista financiero especializado en inversiones.

La falta de liquidez y la inflación alta han llevado a una disminución significativa de sus rendimientos, lo que ha llevado a muchos a reconsiderar su estrategia de inversión.

En contrapartida, los depósitos a la vista mantuvieron una tendencia de crecimiento del 5,1% mensual real, aunque desacelerándose en comparación con mayo (9,6% m/m real).

En términos anuales, siguen experimentando un crecimiento negativo del 24,5%. Por otro lado, los depósitos remunerados en FCI lograron una recuperación después de dos meses de caída mensual, con un crecimiento del 4,6% mensual real.

En términos anuales, es el único que ha mostrado un aumento del 28,6% real. La caída de los plazos fijos tiene implicaciones importantes para los inversores, ya que pueden ver reducidos sus rendimientos y aumentar su riesgo en otros instrumentos financieros.

Es importante que los inversores revisen su estrategia y consideren opciones más rentables y seguras, advirtió Fernández.

La caída de los plazos fijos es un reflejo de la incertidumbre y la volatilidad en el mercado financiero.

Es fundamental que los inversores tomen medidas para proteger sus inversiones y buscar opciones más rentables en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *